La severidad describe cuán serio es el problema. El nivel de la severidad depende de la cantidad de factor de coagulación que falta en la sangre de la persona.

Normal: 50% – 150% de la actividad normal de los factores VIII (8) o IX (9) de coagulación en la sangre.

Hemofilia severa: Por debajo del 1% de la actividad normal de los factores de coagulación.

Sangran con frecuencia dentro de los músculos o las articulaciones (principalmente en las rodillas, los codos y los tobillos).
Pueden sangrar una o dos veces por semana.
Pueden sangrar sin que haya un motivo claro.


Hemofilia moderada: 1% – 5% de la actividad normal de los factores de coagulación.

Pueden sangrar durante mucho tiempo tras una cirugía, una lesión seria, o procedimientos odontológicos.
Pueden sangrar alrededor de una vez al mes.
Rara vez sangran sin que haya un motivo claro.


Hemofilia leve: 5% – 30% de la actividad normal de los factores de coagulación.

Pueden sangrar durante mucho tiempo tras una cirugía o una lesión muy seria.
Es posible que nunca tengan un problema de sangrado.
No sangran con frecuencia.
No sangran a menos que se lesionen.

Fuente: Federación Mundial de Hemofilia / Actualizado 2012 – 2016