• Lleve consigo información sobre su trastorno, el tratamiento que le ha sido recetado, y el nombre y teléfono de su médico o centro de tratamiento. En caso de emergencias, un brazalete médico u otro tipo de identificación notifican al personal de salud de su trastorno de coagulación.
  • Proporcione a las escuelas información sobre la EVW y como manejar situaciones que pudieran surgir. El problema más común que se presenta en las escuelas son las hemorragias nasales.
  • Inscríbase a un centro especializado en el diagnóstico y tratamiento de trastornos de la coagulación, ya que es muy probable que ofrezcan los mejores estándares de atención e información sobre su trastorno.
  • Verifique con su médico todos sus medicamentos. Deben evitarse algunos medicamentos de venta sin receta porque interfieren con la coagulación de la sangre.
  • Haga ejercicio regularmente para mantener fuertes músculos y articulaciones, y para conservar su buena salud.
  • Al viajar, busque las direcciones y teléfonos de centros de tratamiento de trastornos de la coagulación de los lugares que vaya a visitar y lleve esa información consigo.

Fuente: Federación Mundial de Hemofilia / Actualizado 2012 – 2016